La barba larga es tendencia: muchos hombres eligen lucirla. Pero, para que se vea glamorosa, es necesario cuidarla.

Descubramos juntos las técnicas, los instrumentos y los productos indispensables para hacerla crecer fuerte y sana y para mantenerla arreglada.

LAS TÉCNICAS PARA EL CIUDADO DE LA BARBA LARGA

En primer lugar, si no tienes una barba larga será necesario esperar 3-4 meses para hacerla crecer y lograr que sea lo suficientemente larga como para poder trabajarla hacia un determinado estilo.

Incluso si deseas una barba corta, es mejor dejarla crecer para hacerla mucho más fácil de modelar para crear tu look favorito. Cortar la barba demasiado pronto es un error que requerirá de varias semanas para ser resuelto, por lo tanto, te aconsejamos ser paciente.
Además, si piensas que para tener la barba larga basta con dejarla crecer, te equivocas. Para que esté bonita y arreglada es necesario lavarla, cortarla y cepillarla, observando algunas (simples) normas y utilizando técnicas ad hoc. Alberto Brunelleschi, propietario del salón Brunelleschi, subraya: "La barba larga debe higienizarse diariamente con agua y productos utilizados de forma habitual para la limpieza del rostro, de lo contrario puede convertirse en un lugar de suciedad poblado por bacterias.

Es necesario, entonces, lavarla 2-3 veces por semana, mantenerla hidratada, cepillarla para mantenerla arreglada y preservar la forma y utilizar aceites de calidad muy ligeros, que dan brillo y suavidad a la barba".

Una barba limpia es un buen punto de partida, pero para darle glamour (y arreglarla) es necesario cortarla y definirla para dejarla uniforme. La operación puedes realizarla solo en casa o en la barbería. Esta última opción debería elegirse al menos una vez, para darle una forma bien definida sobre la cual intervenir posteriormente con un "mantenimiento ordinario".

Finalmente, para mantener la barba larga, sana, poblada y sin "nudos", es necesario cepillarla todos los días con movimientos delicados, de manera de no arrancar pelos y no irritar y/o herir la piel.

LOS INSTRUMENTOS PARA UNA BARBA LARGA TOP

Son cuatro los instrumentos necesarios para lucir una barba larga, cuidada y mantenerla saludable: afeitadora, tijera, cortabarbas y cepillo para barba.

La afeitadora sirve para definir la forma en las mejillas y en el cuello. La elección de la afeitadora es muy personal, dependiendo de si se prefiere la afeitadora eléctrica, manual o una shavette (navaja), basta con elegir la que nos ayude a hacer más preciso el corte.La tijera debe utilizarse para acortar y/o igualar la barba, de manera que quede uniforme y arreglada. El trimmer o cortabarbas, en cambio, como su mismo nombre indica, permite cortarla sobre toda la superficie del rostro, garantizando un efecto concreto y a prueba de "agujeros".

Para un resultado óptimo queremos recomendarte la Línea GBS, y en particular ABSOLUTE FINISH, ideal para cortar barba y cabello, asegurando acabados perfectos y cortes precisos gracias a la cuchilla en acero inoxidable T Blade Big y a los 4 peines guía que incluye.

Por último, recuerda los cepillos para barba: escoge un cepillo con cerdas suaves, mantén la barba limpia y evita la formación de nudos, sin estresar los pelos ni la piel subyacente.

LOS PRODUCTOS INDISPENSABLES PARA UNA BARBA LARGA

Al fin de mantener la barba larga limpia, suave, saludable y evitar estresar la piel, es necesario utilizar los productos adecuados.

Para la limpieza profunda que se realiza 2 o 3 veces a la semana son preferibles los champús específicos para barba, que poseen una composición más soft respeto de los champús tradicionales y bálsamos para barba, que sirven para hidratar y proteger la piel. El bálsamo para barba no debe confundirse con los típicos bálsamos líquidos de afeitar, ya que tiene una consistencia más sólida y similar a la cera.

Para lucir una barba sedosa y sin nudos y/o enredos es indispensable un aceite para barba. Este último debe aplicarse con los dedos sobre la barba húmeda, con movimientos hacia abajo y hacia la punta del mentón, después de haberlo "calentado" entre las manos. Hidrata tanto los pelos como la piel y previene la picazón.