En las mujeres los motivos de la caída del cabello son muchos, pueden darse durante los cambios de estación, por causas genéticas o por factores físicos y psicológicos, como un período de fuerte estrés.

Si la situación es grave, es recomendable dirigirse a un experto, pero en los casos más simples es posible utilizar algún cuidado o remedio natural para limitar el problema.

Veámoslos.

SUPLEMENTOS

Otoño y primavera son las dos clásicas estaciones en las que se tiende a perder una mayor cantidad de cabello. En estos casos puede ser útil evitar el problema comenzando a tiempo un cuidado con suplementos a base de mijo, zinc y vitaminas del grupo B. (Pedid consejo a vuestro médico.)

ENCONTRAD UN MOMENTO DE RELAX

Un fuerte período de estrés puede tener repercusiones sobre el estado de salud de los cabellos, que se vuelven más delgados, dañados y caen con mayor frecuencia. Si eliminar la fuente del estrés no es posible, intentad encontrar algún momento de relax. Infusiones a base de manzanilla y malva pueden ayudar.

LOS CHAMPÚS

A veces la caída del cabello está ligada a un problema físico, como la presencia de una dermatitis o de un hongo. El uso de champús apropiados y lociones puede mejorar en corto tiempo la situación. Mejor, en cualquier caso, consultar previamente al médico o dermatólogo.

PROTEGE TU PIEL

En invierno tratad de proteger el cuero cabelludo del frío vistiendo un bello sombrero. Análogamente, en verano, proteged también los cabellos del sol demasiado fuerte, utilizando un gorro, un pañuelo y spray con filtro UV.

EL SECADOR

En general, intentad no estresar los cabellos con tratamientos demasiado agresivos y, cuando los sequéis, utilizad siempre una temperatura media.

El secador Leggero Ozone Ion de la Línea 4D Therapy es perfecto para este tipo de necesidad: la acción conjunta de Iones y Ozono, emanados continuamente durante el secado, limpia el cuero cabelludo, eliminando las bacterias y los hongos que pueden estar presentes en él y sobre el cabello. El Ozono además mejora la circulación y, por consiguiente, la oxigenación del cuero cabelludo, permitiendo a los bulbos capilares crecer más sanos, fuertes y con cuerpo.

PRODUCTOS ANTI-CAÍDA

Utilizad los productos fortalecedores y anti-caída para aplicar directamente sobre la piel. En general son de suero, contenidos en ampollas monodosis o en prácticos viales con dosificador, para aplicar sobre el cuero cabelludo y hacerlos absorber con un ligero masaje. No engrasan y tienen la ventaja de ser asimilados rápidamente.

PREFERID TINTES NATURALES

Utilizar productos químicos agresivos puede causar un raleo de los cabellos: preferid coloraciones naturales como la hena y nutrird los cabellos con productos nutrientes pero delicados. Se desaconseja el uso de laca o gel.

ALIMENTACIÓN

Cuidad la alimentación. Si vuestra alimentación es pobre, lo serán también vuestros cabellos. Por lo tanto, consumid muchas vitaminas, fibras, sales minerales y proteínas para la salud y la belleza del cabello. Comed en abundancia verduras de hoja verde, legumbres, soja, pescado azul y cereales integrales. No harán bien sólo a las melenas, ¡sino a todo el organismo!

Leggero Ozone Ion 4D

Un secador potente y ligero que purifica y fortalece tu cabello